Un restaurante caníbal en Berlín

@el_pais, berlín

“Tras una revisión médica puede usted decidir qué parte de su cuerpo está dispuesto a donar”, dice en su página web www.flime-restaurante.com, el restaurante Flimé, que abrirá el próximo 8 de septiembre en Berlín con una propuesta insólita: cocina caníbal. Los comensales podrán degustar carne humana. El empresario promotor, el brasileño Eduardo Amado asegura que en su local se harán menús basados en la cocina tradicional de su país y en las supuestas costumbres culinarias de una tribu amazónica. “Es la cultura wari”, dice Amado. En el apartado de “Cómo hacerse socio”, el restaurante Flimé hace la insólita propuesta. Los candidatos tienen que rellenar un formulario y pasar una revisión médica. Los atrevidos donantes tienen que elegir que parte de su cuerpo escogen para que vaya al fuego y al plato y Flimé asegura que se hace cargo de los costes de hospitalización. El establecimiento ofrece asimismo para su descarga un formulario que pide datos personales del donante potencial como la identidad, la edad, posibles enfermedades crónicas, consumo de tabaco, drogas y alcohol, peso y grupo sanguíneo y hasta si actualmente existe un embarazo.

Mientras que el nuevo restaurante berlinés ofrece sin cortarse unos detalles truculentos, mantiene su localización en secreto. Sin embargo da detalles de un establecimiento de este tipo en Brasil, en la localidad amazónica de Guajara Mirim, en la Amazonia occidental. El local alemán pretende ser la primera sucursal en el extranjero. “Siguiendo el viejo proverbio wari, lo importante para nosotros es que ‘comer es más que saciar el hambre'”, afirma Amado en su web, y añade: “Contemplamos la alimentación como un acto espiritual en el que se asume el alma y la fuerza del ser que ingerimos”. En su propaganda asegura orgulloso: “Disfrute en Flimé de especialidades de aroma y sabor inolvidables que llegarán a entusiasmarle”. La carta incluye platos como Carne de sol desfiada” o Filé mignon abafado.

Esta campaña publicitaria ha despertado curiosidad pero también indignación. En declaraciones al rotativo alemán Bild, el vicepresidente de la Unión Cristianodemócrata (CDU) berlinesa, Michael Braun, expresa su asombro y su malestar por la polémica iniciativa gastronómica. “Espero que solo se trate de una broma de mal gusto”, afirma Braun, pensando en que la curiosa oferta culinaria pueda obedecer a una agresiva campaña publicitaria para despertar la curiosidad de posibles clientes.

¿ la ubicación en secreto ?, ¿ para evitar colas de donantes ?, ¿ para evitar colas de comensales ?

en lo que son listos es en que la carne la piden en donación, no la compran … aunque tienen que pagar los gastos del chequeo … mira por dónde te puedes hacer un chequeo gratis … no, seguro que el chequeo exige la donación … ¡¡¡ que son alemanes !!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s